jueves, 28 de agosto de 2014

Un hasta pronto en el blog Belleza en bici


Escribo este post para comunicar a los seguidores del blog (una muchedumbre de gente, jajaja) que estaremos en silencio durante un tiempo, debido a mis inminentes exámenes de promoción interna. También estoy restringiendo mis incursiones en twitter, ya que como todos sabeis, las redes son muy adictivas y tengo que tener la cabeza centrada y volverme muy loca estudiando. No se cuánto tardaré en volver, todo dependerá de mi grado de éxito. A mayor éxito, mayor tardanza en reanudarse el blog, porque iré pasando de un examen al siguiente. Deseadme suerte :-)

Pero os aseguro que volveré, que no os quepa duda! Tengo muchas ideas, colaboraciones iniciadas y preparadas de cosas chulísimas que os van a encantar, ganas de hacerlo cada vez mejor, y sobre todo de que nos lo pasemos muy bien montando en bici y viviendo la experiencia "en comunidad". Ocurra lo que ocurra, lo mejor está por venir, lo prometo.

Hasta pronto ciclistas! Nos vemos en las calles!!
@looking4green :-)

jueves, 21 de agosto de 2014

¿Eres un ciclista verde?

Cuando veo que la gente monta en bicicleta, me gusta pensar que en parte es porque tienen una conciencia ecológica desarrollada, no sólo por moda o por hacer bonito. La vida verde o respetuosa con el medio ambiente es difícil en la sociedad en la que vivimos, y no está exenta de contradicciones, ya que o te vas a una cueva a comer bichos, o el 100% eco en todas las facetas de tu vida es imposible de conseguir. Sin embargo, sí que hay algunas cosas que podemos incorporar a nuestras vidas para ser ciudadanos más verdes. ¿Quieres saber cuáles?


En primer lugar, las tres R: reducir, reutilizar, y reciclar. Esto significa que está muy bien reciclar, pero es importantísimo reducir nuestro consumo o al menos reducir el consumo objetos que generen mucha basura; reutilizar nuestras cosas lo máximo posible, reparándolas si hace falta, valorando las cosas que ya no necesitamos, y potenciando el préstamo y el consumo de objetos de segunda mano; y por último, reciclar nuestros desechos. Un ejemplo, ser verde no es comprarse ropa de algodón orgánico y Fair Trade. Ser verde es gestionar bien tu armario, alargando la vida de tus prendas, y comprando ropa de algodón orgánico cuando realmente ya necesites ropa nueva. Puedes aplicar esto a todas las facetas de tu vida.

Respecto a nuestro consumo cotidiano, hemos de ser conscientes de nuestro consumo energético, directamente relacionado con nuestra huella de carbono. Esto no se refiere sólo a si tenemos contratada una tarifa verde para nuestra energía doméstica, o si usamos o no gas en nuestra vivienda. Es muy importante la racionalización en la posesión y uso de aparatos eléctricos y electrónicos. En la sociedad actual lo que más aumenta nuestra huella de carbono es la generación de desechos plásticos, porque se hacen con hidrocarburos y producen muchísima basura, y sobre todo, la posesión de un coche o más de uno por familia, que también hace que siga la rueda de la producción y consumo de hidrocarburos. La posesión de un coche es algo que plantearse muy seriamente. Mucha gente piensa que lo necesita para vivir, cuando no es verdad, y la mayor parte del año lo tiene en el garaje. Cuando compras un coche haces una inversión de dinero brutal, y luego la dejas ahí devaluandose, mientras tu pagas letras y más letras. Contamina mucho, te genera muchos gastos añadidos. Es malo, en definitiva. Si vives en una ciudad, puedes vivir sin coche: usando tu bicicleta, el transporte público, sistemas de car-sharing para necesidades ocasionales, y alquilando un coche al viajar. No necesitas más. También cuando vas de viaje puedes ser ecológico, dosificando tu uso del avión, prefiriendo el tren, y haciendo un uso responsable de los recursos allá donde vayas.

La alimentación es un tema muy importante, sobre todo si tenemos hijos, porque forma parte de una educación para la salud propia y del planeta que les formará como ciudadanos del mañana. Evita en lo posible los productos demasiado elaborados y procesados, como bollería industrial, congelados y latas, y consume alimentos frescos. Apuntante a un grupo de consumo, o a una cesta de fruta y verdura. Compra a granel si tienes la oportunidad, para disminuir tu consumo de envases. Consume productos cárnicos y lácteos de proximidad y en pequeñas cantidades, y si pueden ser ecológicos, mejor. Compra pescados locales y sostenibles. Si tienes la posibilidad, produce parte de tus alimentos, con un huerto urbano, haciendo tu pan, tus confituras o tus yogures. Y acostúmbrate a cocinar, más que a calentar bandejitas de congelados en el microondas.

Por supuesto, estas son sólo algunas de las cosas que se pueden hacer para tener una vida más verde.
Espero que os haya gustado. Hasta la semana que viene ciclistas!

 

jueves, 14 de agosto de 2014

Cumpleaños ciclista: 1 año en bici por Madrid

Este mes cumplo un año yendo en bicicleta a trabajar por mi ciudad, Madrid. Antes de entrar a trabajar también llevo a mi hijo a la guardería/colegio, aunque no le recojo por la tarde. Soy totalmente una recién llegada, soy consciente de ello. He de decir que mis trayectos son casi siempre los mismos (no vale la pena que me meta en RiderState, mi ruta es muy repetitiva porque en ella me siento segura), que son sencillos y no muy largos, ya que hago unos 50 km a la semana. Y que para emprender esta nueva aventura en mi vida me hice con una bicicleta eléctrica, que consideré necesaria, dada mi forma física y mi ritmo de vida, para realmente cumplir y usarla a diario como transporte. Pero también es verdad que cojo la bici haga frío o calor, llueva o nieve. La he dejado en casa muy pocas veces: cuando he estado enferma con bronquitis, o un día de invierno que realmente diluviaba a la hora de salir y me daba pena mi hijo (aunque le llevo forrado en plan niño burbuja, pero ese día era demasiado), o cuando tenía que hacer algún papeleo o recado en algún sitio desconocido donde no me sentía cómoda yendo en bicicleta. Y os puedo asegurar que esos días de metro o autobús me hervía la sangre mientras veía las bicis circular.


Imagen via Mistartitas


Mucha gente piensa que ir en bici por ciudad, por la calzada con los coches, es una locura. Yo no pienso que lo sea tanto, pero sí reconozco que se necesita cierta audacia, liarse la manta a la cabeza y atreverse. Y hay veces que se pasa miedo, seamos sinceros, hay veces que los coches te pegan sustos, te pasan rozando, que las motos no te respetan y los conductores de autobús hacen como que no te ven y te ponen en grave peligro. El que diga que esto no pasa, miente. Los ciclistas vamos por ciudad un poco de prestado, con mucho cuidado y con mil ojos. Unos tienen miedo y deciden echarle morro e ir por la acera forrados de reflectantes, no sea que les atropelle un coche saliendo de un garaje. El extremo opuesto es el del ciclista loco que va sin frenos y se salta los cedas y los semáforos en ámbar en plan "ya me verán y frenarán". Un peligro para ellos, para los coches y para el resto de ciclistas. Muchos de los que circulan apropiadamente se compran la cámara y se la ponen en el casco "por si acaso": y eso, señores, es señal de que aún no circulamos del todo seguros. De ahí el "debate" carril bici o calzada, del miedo. Yo ya daré mi opinión sobre esto más adelante. No cabe duda de que nos queda mucho por avanzar, pero hoy estoy de cumpleaños. 

Lo que quiero decir es que circular por ciudad es difícil, nadie dijo que fuera un camino de rosas. Pero créeme, si yo puedo hacerlo, tú también. No soy atlética, no he ido al gimnasio en mi vida. No soy capaz de correr más de unos pocos minutos. No soy delgada (ni pretendo serlo). Soy madre, trabajo y estudio, me levanto cansada muchas mañanas y por la noche estoy que me caigo de sueño. Pero hoy a mis 32 años me siento más sana y feliz, más viva, y tengo clara una cosa: ya no hay marcha atrás, la bici ya es mi transporte urbano, y espero que por muchos años más.

Felicidades también a vosotros por ir en bici por vuestra ciudad, o por estar pensando en hacerlo. Merece la pena. Hasta pronto, ciclistas!!

jueves, 7 de agosto de 2014

¿Qué puedes hacer tú por la bici en la ciudad? Cazavelocidades

Me encantan las iniciativas que parten de los ciudadanos, y que con la ayuda de la participación desinteresada de otras personas, consiguen marcar la diferencia. Este es el caso de cazavelocidades, un interesantísimo proyecto madrileño. Os dejo que Sergio Galán, su impulsor, os cuente directamente de qué se trata. Y recuerda ¡Tú también puedes participar!



 


Cazavelocidades-Madrid es un proyecto para medir la velocidad del tráfico en Madrid, de forma paralela a la administración y desde el punto de vista de un ciclista urbano. 
pero …¿Y para qué?

La mayoría de los conductores respetan las normas, sin embargo a todo ciclista nos viene a la mente una calle y unas horas en las que nos da la impresión de que la velocidad del tráfico es mayor que la que debería ser.

¿Es esto así? ¿Van los coches mas rápido de lo que marcan las señales? ¿Con qué frecuencia? ¿ En qué puntos? ¿En qué horas?

La idea es que los interesados en medir velocidad en algún punto quedemos algunos días y vayamos armados con un radar. 
El radar es un radar de mano, que parece un secador, y que proporciona la velocidad de un objeto en movimiento frente a él.
Con esta información iremos completando un mapa de velocidades. Intentaremos usarlo como herramienta de difusión para ayudar a pacificar el tráfico de nuestra ciudad y que así los que vamos en bici nos sintamos mas seguros y más gente se anime.

Origen
Continuamos a partir de algunas averiguaciones de la gente de Valencia cazavelocidades.wordpress.com
El proyecto lo presenté (Sergio) a medialab-prado a la convocatoria "Madrid laboratorio urbano" donde fue seleccionado y estamos arrancando estos meses. medialab-prado.es/article/madridlaboratoriourbano

Participación
Si perteneces a algún colectivo ciclista de Madrid te puedes llevar el radar a tu barrio para medir alguna calle allí.

También puedes aportar sugerencias de puntos de medición y apuntarte un día:
twitter: @cazavelmadrid
lista de correo para organizar quedadas.

Espero que esta información os haya resultado interesante y que hayamos podido contribuir a que alguien participe. Hasta pronto ciclistas!!
 

jueves, 31 de julio de 2014

La bici es cosa seria, menos postureo!

En ocasiones veo bicis. Muchas bicis. Evidentemente, esto es en gran parte por decisión propia, porque me gustan y las disfruto, y la bici es mi medio de transporte urbano hacia el trabajo. Pero a veces es que están hasta en la sopa. Haces un viaje en tren y te compras dos revistas: especial chicas green-friendly en ambas, con varias páginas de contenidos algo huecos, personificados en las famosas de turno o en modernas profesionales liberales. La bici adorna sus salones o se fotografían con ella en un parque en plan posado sonriente. Vas caminando por la ciudad, y no paras de ver escaparatismos que hacen de la bici un mero objeto decorativo, en el que después se puede apoyar un maniquí con un vestido con el que obviamente nadie pedalearía, o con unos accesorios en la cesta, que no le pegan absolutamente nada. Hay comercios y restaurantes que incluso tienen una bici triste anclada en la puerta o en el árbol de enfrente, llamando la atención. Me recuerda un poco al efecto Vespa, tan estético y tan manido.

Escaparate de un hotel en calle Goya, Madrid


Vivimos un auténtico boom de la bici. Porque nuestra sociedad está en crisis o renovación, según mi punto de vista. Igual que la bici ha tenido sus momentos de apogeo en la cambiante sociedad fin-de-siecle, en el periodo europeo de entreguerras y posguerra, y desde siempre en zonas donde escasean los coches y el combustible, ahora parece que su revitalización se debe a una crisis de la sociedad de consumo y del liberalismo económico, de nuestras propias conciencias ciudadanas. Todos ellos temas bastante serios. Nos jugamos el futuro a unas pocas cartas, y la bici puede ser uno de nuestros comodines en esta silenciosa batalla contra nosotros mismos y nuestro destructivo modo de habitar el planeta. Yo al menos lo veo así, es un ahora o nunca. ¿Me paso de apocalíptica? quizá...

Luego claro, ves la tele y en un anuncio de coches salen dos bicis yendo por la acera, todo muy modernete y muy cool. Te pillas un dominical y trae un especial ciclismo urbano con ropa raruna mezcla de Tron (legacy), uniforme de Eva Nasarre, y ciberpunk haute couture. Ropa que grita "hola, cuesto 300 napos!" Y luego va cierta marca de ropa hispana y hace unos meses nos planta en las marquesinas del bus un modelazo disfrazado de hipster, con seria necesidad de dos cocidos pero a la vez a punto de estallar el botón de la americana y cogiendo una bici como quien lleva al hombro una bombona de butano. Y yo pienso a veces... pero que...? Los avispados creativos de la publicidad y el márketing destinados al consumo de masas han encontrado un nuevo objeto de deseo, un reclamo en el que apoyar sus mensajes. Es tan obvio que espanta. Y eso que yo soy sólo una recién llegada a esto del ciclismo urbano, supongo que a los que lleven años pedaleando esta situación de furor les debe parecer cómica...

Pensareis que leer esto en un blog que se llama Belleza en bici, tiene su cachondeo, pero bueno, yo me entiendo. Está bien que se vean bicis, ¡muchas! Pero queremos lograr un determinado resultado, queremos quedarnos con lo esencial. La bici, además de molar, dar mucha alegría y ser preciosa, es un medio para un fin: ciudades más limpias y habitables, cambio de mentalidad social, un nuevo modelo de movilidad y consumo energético. Debemos mirar más allá de la moda pasajera y el postureo.

Luego me doy cuenta de que estoy exagerando. De que todo este revuelo no tiene porqué ser negativo, de que todo suma en este cambio en el que estamos embarcados todos y cada uno de nosotros, incluso los que no quieren o no son conscientes. El cambio social y quizá incluso económico está en camino, y la bici es parte de el, sin importar en cuántos escaparates la usen como atrezzo.

jueves, 24 de julio de 2014

En bici a la playa: belleza en bici

Voy a empezar este post con una de las frases más manidas de la historia de la bici: las bicicletas son para el verano (todos sabemos que según en qué país, la realidad es que más bien las bicicletas son para el entretiempo). Bueno, y ahora pidiendo disculpas a los lectores del hemisferio sur, que pueden sacar partido de este post dentro de seis meses, la realidad es que en verano lo que nos llama mucho mucho es la playa. ¡Y playa y bici son una buena combinación! Aquí van algunos consejos para ir cómodos y guapetones en bici a la playa o por el paseo marítimo, que también mola ver el mar sin pisar la arena.

Imagen via Pinterest :-) 

Es fácil si sigues una serie de pautas básicas, y luego te dejas llevar por esa libertad de estilo y ese relax que te da la playita. En primer lugar, esenciales la crema solar aplicada profusamente y la cabeza cubierta, además de llevar agua u otra bebida sin alcohol, importante. La cafeína tampoco es buena compañera, ya que deshidrata bastante. Mejor una limonada casera, ¿no? Y recuerda que las cremas protegen pero no son la panacea, también puedes sufrir una insolación o acumular daño solar sin quemarte. Lo inteligente es no exponer mucha piel en las horas centrales del dia. Y cuidadito con las joyas metálicas, te puede dar una reacción alérgica al mezclarlas con la exposición solar.

- ¿Montar en bici sólo con bikini? Pues claro! Y también en bañador o bermudas, por supuesto. Tal y como está el tema de la moda, los bikinis ya no son muy diferentes de un short y un cropped top, así que... vas a enseñar prácticamente la misma chicha. Los bikinis tipo años 50 te cubrirán y sujetarán algo más, y son super sexis! Tambíen puedes llevar tankini o tres piezas, lo que te apetezca. Recuerda llevar algo para cambiarte si luego te va amolestar pedalear con un bañador mojado

- Y el calzado? Si echas un vistazo a mi selección de sandalias, verás que recomiendo no pedalear con chanclas y en general con nada que pueda escurrirse o poner en peligro tu seguridad. Pero tú evaluas tu propia pericia, hay gente muy hábil, y quizá incluso prefieras ir descalzo.

- En la cabeza vale todo: viseras, pañuelos, sombreros de paja, bandanas... algunas de estas cosas no son incompatibles con llevar casco. Incluso puedes llevar un casco de esos con cubiertas intercambiables, tienen opciones muy veraniegas. Si las vas a necesitar, lleva tus gafas de sol, graduadas si es necesario, recuerda que estás conduciendo.

- Respecto a la ropa, hay combinaciones muy ganadoras: pantalón corto y blusita fresca, ya sea suelta o entallada, tipo túnica o con peplum; vestido con bañador debajo (ahora te dará igual que se te levante la falda ¿eh?); y el kaftán, como no, esa prenda de inspiración oriental que se puede llevar sola o con shorts, pero que centra su belleza en escote, hombros y mangas, justo las zonas qué más nos interesa proteger del sol.

- El estilo puede ser muy versátil. Quizá te vaya el look hawaiano o surfista (has visto esas bicis con soporte para la tabla de surf? mooolan!), el hispano estilo ibicenco, muy fresquito, o quizá eres más clásica, más rollito Biarritz o Costa Azul... También puedes adaptar el estilo playero a la ciudad, añadiendo toques elegantes como el calzado o el bolso, para urbanizar un poco tu aspecto. ¿Conoces nuestro post sobre estilo Navy? ¡te va a encantar! Lo importante es ir fresco y guapo, así que las prendas sueltas que te cubran el torso te serán muy cómodas.

Os dejo con una galería de estilismos que he recopilado en Pinterest. Lo sé, lo sé, no hay nada masculino. Pero es que vuestro look playero es tan cómodo y sencillo... ¡bañador, bermuda y camiseta! Preferibles las de manga corta, no de tirantes, si os va a dar mucho sol. También muy apropiados los jerseys de punto de algodón con bermudas. Por lo demás, he intentado hacer este post bastante unisex.

Saludos ciclistas!!

Sigue el tablero Bike on the beach style de looking4green en Pinterest.
 

jueves, 17 de julio de 2014

Calzado ciclista, colección verano: sandalias!

Ya tocaba un nuevo post sobre zapatos, tras presentaros el calzado con el que monto en bici en invierno y en entretiempo, tenían que salir las veraniegas sandalias a la palestra. Tuve la tentación de hacer las fotos con mis pies, pero me pareció muy obsceno (os sorprenderiais), así que al final las sandalias salen vacías, lo que las desluce un poco, pero bueno, es suficiente para hacerse una idea. Como veis, nada de chanclas, y todas ellas con pulsera, normalmente con hebilla, unas con velcro. Lo considero imprescindible para evitar accidentes mientras pedaleas. No me veo pedaleando con poca sujección en el calzado, la verdad. Suelo evitar las tiras que van al pulgar, a no ser que haya otras sujecciones implicadas, porque si no, me duele el pie de forzar la postura de los dedos para evitar que se caigan. Y prefiero la piel natural, salvo excepciones.




Aquí unas comodísimas Pikolinos, con suela de corcho y caucho y resto de piel natural, en marrón, blanco y celeste. La pulsera ajusta con velcro al tobillo. Son mis sandalias más recientes, y con la bici responden perfectamente.




Unas Clarks que ya no recuerdo ni cuándo compré, llevan su trote pero aún responden. Son totalmente ajustables y tienen zonas elásticas en las tiras. Además tienen el punto justo entre anchura cómoda y femineidad. Mi elección siempre que voy de vacaciones, su color neutro pega con todo.




Camper de piel en azul y negro. Comodísimas y sexis, ideales para looks navy, informales o elegantes. No se que tienen pero estilizan mucho, me encantan pero son demasiado delicadas, ya tienen algún desperfecto.




Las más lady-like, sin duda. Son de plástico imitando ante, bicolores y con ruidoso (y minúsculo, como es habitual en mí) tacón. Las compré por internet y son de Azzura. Lucen mucho en el trabajo y son comodísimas con su doble pulsera cruzada ajustable.




Estas Strover son muy monas pero me son incómodas para caminar debido a su suela demasiado fina que no amortigua nada. La bici las transforma en accesibles sobre pedales e ideales para la oficina, aunque no las frecuento demasiado es la verdad.




Sandalias sin marca, de cuero, compradas en zapatería artesanal en Florencia. Tengo que hidratarlas porque chirrían un poco. Son muy cómodas, también sobre pedales. Y son preciosas!

Tengo más, en concreto unas menorquinas, con las que no me atrevo a pedalear por la gran ciudad, por miedo a que un pie se me descalce, y unas Birkenstock azules, unas alemanas de hebillas de toda la vida, que serían cómodas (aunque algo anchas) para la bici pero que nunca me he puesto para ir a trabajar, las veo muy vacacionales.

Como veis, el tema esencial es la seguridad: es mejor no usar un calzado ligero que os pueda suponer un problema o incluso un accidente. Es más peligroso pedalear con unas chanclas o flip-flops que con unos botines de tacón. Por supuesto, en verano podemos usar deportivas ligeras y cerradas, tipo Benssimon o Victoria, para todo el dia o como calzado específico para la bici. Y por favor, libertad total para los calcetines, con zapatillas y con sandalias, que por la mañana temprano y al coger velocidad los pies se quedan helados. No te cortes! En Centroeuropa y en Asia es de lo más normal!

Y vosotros, qué calzado usais para pedalear en verano?
Espero que el mío os haya gustado! Hasta pronto ciclistas!

jueves, 10 de julio de 2014

Camisetas ciclistas para todos!

Por fin ha llegado el veranito, y se espera que sea largo y que después disfrutemos de un otoño bastante cálido. La prenda unisex por excelencia en este momento es la camiseta, sin duda. ¿Quieres llevar camisetas de calidad, diseño moderno realizado por jóvenes artistas, y que además informen a todo el que te vea de lo mucho que amas las bicis? Quizá ya conozcas la página Threadless, yo llevo años comprando en ella porque las camisetas son muy originales y es raro ver a otra persona copiándote el modelito. Algunas están muy rebajadas, el cambio del dólar nos beneficia a la zona euro, y las camisetas llegan impecablemente empaquetadas, sin pagar aduana. Nunca he tenido ningún problema. Como ya sabéis este blog no tiene ánimo de lucro, así que no hay ningún descuento que os vayan a hacer por entrar desde aquí, ni os voy a susurrar ningún código vip. Sólo os comento que en Threadless tienen categoría temática "Bikes" y que os van a encantar. Cada camiseta lleva su título y autor en el interior del cogote, son realmente simpáticas. Las hay de chico, de chica, de niño, bodys para bebé, versión sudadera, colores variados, bolsas y fundas para móvil... También puedes pasar un buen rato votando diseños aspirantes, o incluso enviar tu propio diseño: si sale elegido... :-)


A que mola? Imagen via web oficial de Threadless


Yo tengo "World of bike" de Matt Hoch en negro puesta mientras escribo estas líneas. Toda una declaración de deseos e intenciones! En el curro gustó mucho y da para conversación pro-bici. Y todo muy Cycle Casual, claro. Os dejo el link, disfrutad de la galería y/o de la compra!

Pincha aquí para ver las camisetas más chulas de bicis ever!

Espero que os gusten, un saludo veraniego, ciclistas!


jueves, 3 de julio de 2014

Si estás estudiando, te beneficia montar en bicicleta

Ya sé que es verano, pero bueno, la realidad de la vida es que en este momento hay mucha gente que tiene que estudiar, entre ellos, yo misma. Puede que te hayan quedado asignaturas para septiembre, ya sea de secundaria o de la universidad. Puede que estés a tope con el TFM, que lo quieres entregar en septiembre. O que como yo, estés preparándote para unas oposiciones o una promoción interna, quizá incluso trabajando al mismo tiempo. En todos estos casos, ir en bicicleta una o dos veces al día te beneficia. En este post te voy a explicar porqué.

Imagen via www.vivirsalud.imujer.com


Cuando estudias muy aplicadamente, todo tu cerebro se pone en modo eficiencia. Puede que incluso por la noche sueñes con cosas que has estudiado durante el día. Tu cerebro está fijando conocimientos y generando relaciones conceptuales que te ayudan a asimilar y a hacer tuyas las cosas que estudias. Pero ya sabes, mens sana in corpore sano, o lo que es lo mismo, lo mejor es conseguir un equilibrio entre actividad física y cerebral. Tu cerebro estará más oxigenado y trabajará mejor, tu generarás más endorfinas que te compensarán por el fastidio de todo ese gran esfuerzo intelectual, y es muy posible que desaparezcan tus problemas para conciliar el sueño debidos a los nervios y la tensión.

Además, la bicicleta, como muchas otras actividades o disciplinas físicas, te enseña cosas que sin darte cuenta te convierten en una persona más flexible, y esto es muy beneficioso para enfrentarte a los retos intelectuales que tienes ante tí. Si eres más flexible, el día del examen no montarás un drama porque se te haya olvidado en casa tu bolígrafo favorito. Mantendrás la calma igual que aquel día que ibas en bici y empezó a llover a cántaros. Y harás tu examen igualmente, y seguro que lo haces bien. La bicicleta y otros deportes te convierten en una persona más resiliente, es decir, que te recuperas más fácilmente ante traumas y contratiempos. Aprendes a relativizar y a preocuparte sólo por lo que es realmente importante, y te preocupas de manera positiva y productiva, no negativa. Ese cambio de fecha en el examen, esos compañeros de proyecto que no están dando la talla, o esos temas que te tienes que repetir porque no están todo lo bien que recordabas, todo eso serán cosas que simplemente irás superando, sin que te supongan tanto problema. También te enseñará la gran lección de la dosificación de fuerzas: cómo no quemarte al principio si estás en una carrera de fondo, o cómo darlo todo en el sprint final, que ya descansarás luego.

La bicicleta también será tu medio de transporte ideal en momentos de gran esfuerzo intelectual. Supondrá un momento en el que disfrutar algo de tiempo para tí, desconectando tu mente durante el rato en el que tienes que estar concentrado para circular, a la vez que haces algo de ejercicio en una época de tu vida en la que no te sobra el tiempo. Será tu balón de oxígeno, y tu amiga ideal para salir a desestresarte después de un día entero pegado a tu ordenador, o en tu ruta diaria hacia la biblioteca. Si puedes pasar por un parque en alguna de tus rutas, mejor que mejor. Tus ojos agradecerán en cualquier caso poder mirar a lo lejos, en vez de a folios, pantalla de ordenador, o cogotes de otras personas en el transporte público. Además, si te enfrentas a oposiciones en las que tienes que pasar pruebas físicas, como bombero o policía, la bicicleta será una gran aliada para los entrenamientos.

Espero que estos consejos os ayuden, y mucha suerte! ¿Alguien que estudie y monte en bici quiere contar su experiencia?
Hasta la semana que viene, ciclistas y estudiantes!

miércoles, 25 de junio de 2014

Opinión sobre un libro: Heels on Wheels

Últimamente no tengo mucho tiempo para leer literatura, pero hace ya bastantes semanas @elencita_ me chivó la existencia de cierto librito en la librería La Central de Callao. El título, Heels on Wheels, es decir, tacones sobre ruedas, me hizo gracia porque soy super fan de la serie Hell on Wheels, que trata sobre la construcción de ferrocarril que debía atravesar los Estados Unidos de este a oeste, y que es con lo que la autora, Katie Dailey, hace jueguecillo de palabras. Como en la familia somos muy libreros, propuse excursión y he de decir que todos los libros "famosetes" sobre bicis estaban justo junto a la caja, bien visibles. Sí, también estaba "Bici-osos", pero mi natural marujón me dejó las cosas bien claras y este fue el que compré.


Imagen via http://www.bikepedalecia.com.br :-)

He de decir que el libro es precioso, con unas ilustraciones muy cuidadas, que de por sí solas constituyen una galería de estilismos femeninos para ciclismo urbano. Una delicia, aunque tengo que decir que el apartado tacones parece algo forzado. ¡Menudas plataformas gastan! No me queda claro si la ilustradora está captando fielmente el estilo y estilismo de la autora, o se ha tomado alguna licencia artística en aras de ensalzar el título, tacones sobre ruedas, de manera conveniente. De cualquier manera, como mujer que camina sobre plano, no puedo que admirarme.

El libro está en inglés, su lengua original, pero en resumen su índice vendría a ser: cómo empezar, cómo incorporar el ciclismo en tu estilo de vida (aquí es donde más se habla de cycle chic, faldas, accesorios y belleza), pedalear de manera segura, aparcar (o cómo asegurarte de que tu bici no sea robada, en esto el libro es utilísimo, ya que en Londres esto es un auténtico problema), preguntillas raras, y mecánica, además de un apartado de fuentes para consultar.

En general el contenido está gracioso, especialmente para practicar un montón de vocabulario ciclista en inglés, muy útil para despúes leer y entender otras fuentes online o libros. Pero el libro no es excesivamente largo, es decir, te lo lees en una tarde con bastante holgura. Otra pega que se le podría poner es que es exclusivamente femenino, pero bueno, el título lo dejaba claro.

En cuanto al apartado de belleza cotidiana, está bastante bien y en general estoy de acuerdo con todas sus indicaciones y trucos. Une de manera inteligente belleza, seguridad y practicidad y está claro que la autora es una ciclista experimentada de las que no renuncian a ir guapas. ¡Como aquí reivindicamos! Y además pedalea por Londres, inclinémonos todos ante ella por valiente. Una cosa graciosa es que al tratar el típico aseo de sobaquillo a escondidas en los baños del trabajo, lo llama "italian shower"... ¡¡que pesados estos anglosaxons que piensan que los mediterráneos somos poco aseados!! Protesto enérgicamente :-)

Cuidado con sus indicaciones para circular, ¡que en cada país es diferente! Informate mejor en asociaciones de tu país o ciudad. En el caso español, en este post, Manual de urbanidad ciclista, hice en su día una pequeña recopilación. Mantente al tanto de la normativa de tu país y tu ciudad. Tambien hay cosas en las que puedes no hacerle caso, como en lo de pedalear con nieve... que ella prohibe. Según el país, es bien posible. En muchas ciudades es raro que cuaje, y los que hemos pedaleado en dias de suave nieve sabemos que es menos molesta que la fría lluvia invernal o que los vientos fuertes.

Bueno, en conclusión, un libro majo, bonito de leer, guardar, prestar y regalar, y no muy caro (precio original, 10£), de una temática poco habitual y que las féminas ciclistas agradecemos.

Espero que la recomendación os haya gustado, hasta pronto ciclistas!



jueves, 19 de junio de 2014

SPF III: autobronceadores para no estar blancurrio, ciclista

Hemos hecho mucho hincapie en la necesidad de proteger la piel del sol en entradas anteriores (ver aquí y aquí). Pero en verano a mucha gente le gusta coger un poco de colorcito, y se relaja un poco con el tema sol. Bueno, de hecho, la gente va a la playa a tostarse. Esto es decisión de cada cual, y es obvio que un saludable moreno en la piel es más que atractivo en los meses estivales. Yo ya apenas tomo el sol, a pesar de que me pongo muy morenaza. Lo que hago es estar en verano bastante blancurria sin complejos, así que suelo recurrir a algunos trucos para suavizar ese blanco invernal. Si eres un ciclista muy disciplinado y proteges muy bien tu piel del sol, quizá te apetezca un poco de moreno de bote. Muy útil también para no ser el más blanco de la playa en tu primer día, y para no dar lastimita cuando en agosto tooodos tus compañeros de oficina ya han vuelto de Alicante y tu aún no te has cogido tus vacaciones, que te gustan en septiembre. También es útil y yo así lo he usado, para borrar las marcas blancas del bikini o el bañador, (sí, también del maillot o el pantalón corto de aquella ruta en la que estaba nublado y no te pusiste crema). Y recuerda: en la ciudad el sol también hace pupita, y los biciclistas urbanos tenemos que tener cuidado con el tema.

Imagen via http://www.ellahoy.es/ ¡¡gracias!!

Un recurso muy socorrido es el autobronceador, tanto para cara como para cuerpo. Hay que seguir bien las instrucciones de aplicación para no parecer naranjito, aunque últimamente han mejorado mucho las fórmulas. Yo siempre recomiendo exfoliar primero, y mezclar unas gotitas de autobronceador con tu crema hidratante habitual. Es mucho más progresivo y tienes más capacidad de modulación. No quieres parecer recién salido de una de indios y vaqueros. Este producto no te aguanta de un verano para otro, compra botes que se adapten en cantidad a lo que vayas a necesitar, y no te gastes mucho dinero, con Nivea ya vas bien. Algunas marcas tienen versión pieles claras y pieles oscuras, con más cantidad de DHA (lo que te tiñe la piel). Hay que decir que los autobronceadores son bastante inocuos, es cien veces mejor que irte a tomar rayos UVA. El autobronceador es mejor aplicarlo de noche y ducharse por la mañana para eliminar residuos. Lavarse muy bien las manos después de aplicarlo.

Para la cara hay productos específicos, por ejemplo en Kiko han sacado una gama muy maja, (y hasta el 22 de junio te regalan un producto de su gama de autobronceadores por tu compra online. Ver aquí). Clarins tiene otro que también está muy bien, es una novedad de este año, y es un pequeño bote para añadir a tu crema hidratante, pero tienen muchas variantes del producto, en gel, en mousse... Ojo, no confundir los autobronceadores, que tiñen la piel de manera más o menos permanente, con los tintes, que son como maquillajes translúcidos para cara y cuerpo (manchan y se destiñen, cuidado al rodar con ellos!).

Para el maquillaje del dia a dia, por otra parte, lo mejor es aplicar unos polvos bronceadores, como los famosos y carísimos Terracota de Guerlain. Compra otros más baratos, todos son buenos. Elige un color natural que se adapte a tu tono de piel. Aplícalos para sellar tu BBcream o CCcream, sobre tu maquillaje, o sobre tu crema hidratante y protectora. Aplica con brocha, pero cargándola poco con pigmento, y en varias pasadas para no excederte. Incide un poquito más en mejillas, nariz y frente, donde nos suele dar más el sol, para dar efecto moreno natural. Si usas estos polvos, necesitarás mucho menos colorete. Pasar de un colorete rosado a uno más melocotón o incluso anaranjado también ayuda con el cambio de tonalidad.

Espero que este post os haya resultado de utilidad!
Larga vida a la bicicleta ;-) en este dia tan señalado...



miércoles, 11 de junio de 2014

B(ellos) en bici: Miguel va en reclinada por Valladolid

Esta semana tenemos un nuevo Bello en bici, y os aseguro que los que no lo conocieran ya por su cuenta de twitter se van a sorprender. Y es que Miguel monta en una bicicleta que no es tal, ya que es triciclo y además reclinada. Es feliz con su triciclet0 y además nos cuenta su experiencia con todo detalle. Muchas gracias Miguel!!

Miguel dejando claro dónde está su sitio!


Me llamo Miguel y llegué a este mundo en el año 70 del siglo XX en las laderas del volcán conocido por los amantes del ciclismo más expertos, el Puy-de-Dôme. De mi relación con los pedales siendo más pequeño sólo recuerdo un coche a pedales (un renault alpine azul) y el día que mi padre me dijo que se había perdido un ruedín de mi bici y que ya total quitabamos el otro... Que tardara 20 años en darme cuenta de la jugada no habla demasiado bien de mí. Pasados unos años y ya por tierras de Valladolid mis padres me regalaron una bici de "carreras" con la que rodar por las llanuras de Castilla y sobre todo los meses de febrero, junio y septiembre durante mis primeros años de universidad. Tras una clavícula rota y tras sacarme el carné de coches o porque conocí otros vicios, fui abandonando poco a poco la bici... ¡error! Pasados unos años, un día volviendo de currar en la Sierra de la Demanda, me paré en el Decartón de Burgos y con la excusa de que iba a ser mi cumple ¡me regalé una bici de montaña con suspensión delantera! (todo un lujo para lo que yo había tenido) Y poco a poco me vuelvo a enganchar a la bici. Hasta que... hace un par o tres de años... no se muy bien porqué, quizá por el dolor de culo que aparece tras 25-30Km de caminachos, recordé una revista que tenía en los 80 donde salían unas gentes que pedaleaban en unos cacharros diferentes, raros, tumbados y con unas cadenas larguísimas, pero que decían que corrían más y mejor. Y me dije... ¿y ahora que sabes soldar y que tienes mucho tiempo libre?

Y ahí empezó el calentón del triciclet0 (lo escribo así por la rueda grande de atrás :D). Empecé a enredar en internet, descubrí las palabras "recumbent" (reclinada) y "trike" (triciclo). Descubrí a @3ike (me sabía las fotos de su catálogo de trikes de memoria, un saludo para Jason) y al gran Brad de www.atomiczombie.com (me gasté 6$ en unos planos para montar un triciclet0). Estuve unos meses dándole vueltas a todo hasta que el Sr. @ibergass me dió la oportunidad de poder cobrar todos los meses y me lancé a la aventura de construir mi propio Triciclet0. Gracias a la ayuda económica de la familia que llegadas unas edades ya no saben que regalarte y al grupo de soldar y el quirófano-taller del Sr. @ibergass pude ir completando mi Triciclet0. Ahora un anuncio, si vais a mi cuenta de Twitter, @3cicleto, en las fotos más antiguas tenéis el "como se hizo" y el "como se va reparando" que he dicho que se soldar, pero....

 1- Cómo te dio por pasarte a la reclinada? Qué te aporta?

El cómo me dió... no lo tengo muy claro, ¿comodidad? ¿dar la nota? ¿comodidad? ¿hacer algo diferente? ¿comodidad? cuando el diablo se aburre...imagino que un poco todo junto. Me aporta todo lo anterior y un gran descanso en mis posaderas. Luego con el tiempo tambien resulta que al ir más bajito y más tumbado el aire te molesta bastante menos que en una bici. Además al poder hacer fuerza contra el sillón (si si, sillón) creo que aprovechas mejor la fuerza de las piernas, ya que en la bici si empujas muy fuerte... te levantas y te toca agarrarte más fuerte al manillar. Ah sí, se me olvidaba, ¡en los semáforos no tengo que poner los pies en el suelo!

2- Te gustan las bicis convencionales, tienes alguna, o ya eres fiel al estilo reclinado?

Las bicis me siguen gustando, pero es verdad que si tienen un punto diferente me gustan más, mirate mi cuenta de twitter y verás cantidad de RT de cosas raras. Conservo aquella bici que me regalé en el Decartón, pero es verdad que la saco muuuuy poquito. Conozco poca gente que use reclinadas, ¡pero no conozco a ninguno infiel!

3- Que uso le das a tu tricicleta? (Trabajo, ocio, viajes) Y por qué lugares la usas, entorno urbano, interurbano, tipos de carreteras...?

Me gusta usar el Triciclet0 sobre todo para pasear, aunque siempre está el momento tonto de darle un achuchón a ver a cuánto se pone el cuentakilómetros. Algún día me he ido @altrabajoenbici, pero reconozco que la pereza mañanera me tiene agarrado por los ..... pedales del coche. El día que la mate (digo mi pereza) iré aumentando el número de viajes. Viaje largo solo he hecho uno: El Desafío Canal de Castilla 2013. Por avería no terminé (me quedé en el km93), pero el proximo 21 de junio repito.... 147 cansinos km por las tierras de Castilla que recorre el Canal. De Alar del Rey a Valladolid. Esto lo cuento otro día. Además últimamente por culpa del twitter, de @ciclecleto y de @asciva me he aficionado a las MasasCríticas. Así que resumiendo un poco de todo, caminos, calles, carril-bici, lo que haya...

4- Qué tal se portan contigo los coches en carretera?

La verdad es que la gente tiene bastante respeto con los discapacitados.... Yo no lo soy, al menos físico, y no se lo digas a nadie, pero como la gente  no está acostumbrada a estos cacharros creen que sí lo soy y los coches se separan bastante más que de una bici, en la calle todavía no me han pitado (adelantarme no parece tan fácil) y la gente en los pasos de cebra me deja pasar. Los peatones, cuando me acerco por la calzada a un paso de cebra me dicen "no, no, no pares..."

5- Unos consejos para novatos en el mundillo recumbent?

Para el que quiera conocer el mundillo de las reclinadas, primero un consejo: piénsatelo dos veces, una vez que cambias de acera ya no quieres volver.
Si estás en Madrid (@3ike), Barcelona, Sevilla (@Santacleta) o alguna otra ciudad grande, es fácil que encuentres una tienda donde te echewww.atomiczombie.comn una mano. ¿Si no estás perdido? Nooooo, nos queda Internet, tanto para comprar como para autoconstruir (buscar DIY, Do It Yourself). Hay varios foros, pero al final yo me quedé con el que tienen en www.atomiczombie.com.  Muchos foros, muchas fotos, mucha gente hablando y la gran mayoría con conocimiento. Y con toda esa información, te buscas la tienda del barrio que quiera enrollarse a buscarte cosillas y a tirar pa'lante. Así en Valladolid conocí a los hermanos, Fernando y Héctor del @Bici_garajeEspa, que fueron los únicos de una docena de tiendas que se animaron a buscarme una par de cosillas raras.

Me gustaría dar las gracias y dedicar esta entrevista a esa familia, amigos y jefe que me ayudaron en esta locura y a esos que decían "No lo veo..." pero que me animaron tanto o más :D

Ha sido estupendo conocer un poco más a Miguel y asomarnos un poco al mundo de las reclinadas. ¿Alguien se anima?
Hasta la semana que viene, ciclistas!



jueves, 5 de junio de 2014

¿Qué puedes hacer tú por la bici en tu ciudad? Aparcabicis

Muchos de nosotros tenemos claro que esto de la bici urbana no es una moda pasajera, sino el futuro de la sostenibilidad en materia de movilidad urbana, y la solución a problemas como accidentes, polución, estréss... Obviamente los cambios son lentos, y no podemos pretender que ocurran de golpe. Circular en bici por tu ciudad es ya en sí mismo una labor de activismo, de aumentar la visibilidad de este medio de transporte, y de "acostumbrar" al resto de ciudadanos a una nueva realidad. Y gota a gota se hace el río. Pero además, hay pequeñas cosas que podemos hacer en nuestro día a día que favorecen a corto, medio y largo plazo la implantación de la bici en la ciudad. Por ejemplo, contestar con paciencia y detalles todas las preguntas de ese vecino o compañero de trabajo que muestra curiosidad y puede convertirse en un neófito. Llevar a tus hijos al cole e inculcarles la cultura de la bici igual que les inculcas que hay que reciclar. O circular de manera ejemplar para que cale la idea de que no somos locos sobre dos ruedas. Cada ciclista urbano es un embajador de la bicicleta, no lo olvidéis. Os voy a contar algo que me pasó recientemente.

Imagen vía En bici por Madrid. Gracias!!

Hace ya unos meses tuve que ir a la Biblioteca Nacional de España a consultar una bibliografía especializada. No estaba nada segura de poder aparcar a Voltia, mi bici, en sus inmediaciones, y  no quise arriesgar, así que fui en transporte público, que también está muy bien. Para los que no la conozcan, la BNE es un precioso e imponente edificio, en la misma manzana que el Museo Arqueológico Nacional. Tiene una bonita reja y una zona cerrada vigilada con garita de seguridad, dentro de la cual hay un jardincillo, un parking para empleados, la cuesta de otro párking subterráneo, algunos bancos, y ya las entradas a los diferentes servicios que ofrece. Observé con alegría que había una aparcabicis, pero supuse con acierto que era sólo para personal, al igual que el párking.

Una vez terminé mis tareas en la biblioteca, decidí gastar un poco de mi tiempo en algo que pensé que no serviría para nada, pero ¿qué podía perder?. Así que pregunté y me dirigí a un mostrador en el que podía poner una sugerencia/reclamación. Con la mejor de mis sonrisas, solicité el formulario mientras le aclaraba al funcionario que me atendía que era una sugerencia de lo más amistosa. Y escribí de forma muy educada y correcta solicitando un aparcabicis para usuarios, dado que en el jardincillo de acceso hay espacio, y sugiriendo que sería todo un acierto y muy bien recibido por el público usuario de la institución. No hay que olvidar que la BNE también tiene un museo, y realiza todo tipo de actividades, como conferencias y talleres.

La verdad es que me olvidé del tema durante semanas. No esperaba siquiera una respuesta. Pero un día me encontré con un aviso de correos: tenía una carta certificada, y el remitente, garabateado, podía interpretarse como BNE. Desgraciadamente, por motivos personales, me retrasé en ir a recoger la carta. Llamé por teléfono a correos y me dijeron que no enviaban segundo aviso para este tipo de entregas y que la había perdido. Me fastidió bastante quedarme sin conocer la respuesta de la BNE y lo dije en twitter, mencionando su cuenta. Y resulta que me contestaron y me dijeron que sí, que iban a poner un aparcabicis para público!!! Mi sugerencia había funcionado!!! Me puse muy contenta. Las cosas a veces funcionan. Ahora pienso que quizá ya lo tenían pensado, que quizá hubo otras muchas peticiones antes que la mía. Pero la alegría no me la quita nadie! :-)

Ahora os cuento mi punto de vista desde funcionaria de una institución pública, un museo, en el que por desgracia no disponemos del espacio de la BNE. En el Museo Cerralbo estamos bastante comprometidos con la bici, tanto a nivel personal como institucional, y somos varios, entre personal técnico, vigilantes de salas y vigilantes de seguridad, los que venimos a trabajar en bicicleta. Tenemos un aparcabicis para personal, adquirido durante la Semana de la Movilidad del año 2013 en un patio interior, y estamos más que satisfechos con el. Además gran parte del personal cuenta con duchas y taquillas, ya que llevan uniforme para trabajar. El tema del público no lo tenemos tan fácil. Tenemos un jardín, pero es una de las salas del museo, con piezas originales, y se visita como tal. Nos queda la vía pública: el año pasado, también durante la Semana de la Movilidad, solicitamos un aparcabicis público al Ayuntamiento de Madrid, para que nuestros visitantes puedan venir en bicicleta. Estamos contentísimos por todas las estaciones de BiciMad que tenemos cerca del Museo, y por estar junto a la M10 ciclista. Seguimos esperando, pero creemos que hay voluntad institucional del ayuntamiento para instalarlo, y esperamos que ocurra muy pronto. Os cuento esto para que entendamos que cada institución tiene una realidad y una problemática diferente, pero entre todos podemos conseguir cambios si lo hacemos con buen rollo.

Tú también puedes solicitar a tu empresa que implemente mejoras para ir en bici a tu lugar de trabajo, y puedes hacer sugerencias a lugares a los que te gustaría poder ir en bicicleta: supermercados y grandes superficies, colegios, instituciones públicas. Se amable y ofrécete a ayudar, proporciona soluciones, no problemas.
Espero que mi experiencia os haya gustado, y os animéis vosotros también.
Saludos ciclistas!!

sábado, 31 de mayo de 2014

Estilo navy: belleza en bici

El estilo navy no sólo le sienta fenomenal a los chicos y chicas ciclistas: el estilo navy (o marinero) nunca pasará de moda. Y es que lleva más de 100 años dando la tabarra, más o menos como nuestra querida bicicleta. La era victoriana vió nacer la tendencia al ponerse de moda las actividades al aire libre, y después la potenciaron y enriquecieron personalidades de la moda como Coco Chanel o Jean Paul Gautier. Así que ya sabéis, es ideal para ir a trabajar, a una manifestación, a una cita o a una TweedRide, no desentonarás en ningún sitio. Yo personalmente adoro el color azul marino, me parece muy elegante. De hecho, en el instituto llegué a ser una especie de gótica, pero de este color. Aparte de esta curiosidad sin ningún sentido, en verano me convierto totalmente al estilo marinero y casi hasta llego a parecer una señorita. Sin duda el verano es la época del año perfecta para este estilo elegante, relajado y con un punto hedonista. En invierno, en cambio, el navy tiene toques más militares.


Imagen extraída de Pinterest. Fiu-fiuuuuu

Pero ¿cuáles son las claves del estilo? Tranquilos, que no cunda el pánico, que todos podemos ser unos gentelmanes gracias a estas sencillas pautas:

- Sencillez y mucho CycleCasual, nada de llevar el look demasiado estudiado o parecerá que estás haciendo la primera comunión.
- Haz tuyo el estilo, que no parezca que vas disfrazado. Dale tu propio toque deportivo, chic, bohemio, punk, rocker, currante o perroflauta, como te vistas normalmente.
- Una bicicleta navy en sí misma puede ser una auténtica delicia. Esto es sólo para auténticos flipados y dueños de más de una montura, claro. Y si tu bici es normal y tu la quieres tal y como es, fundas para asiento, cestas y bolsas pueden ayudarte a darle un toque navy ocasional.
- Color azul marino y blanco puro, se admite también el color crudo, con toques ocasionales de rojo, amarillo limón, amarillo oro viejo, y naranja.
- Ocasionales y opcionales toques metálicos (botones, cordones, apliques). Pero ojito con parecer el muestrario de una mercería.
- Además de las sempiternas rayas, son muy divertidos los estampados de anclas, barquitos de vela, peces y cosas por el estilo. Pero cualquier estampado pequeñito y divertido (mariposas, bicicletas) te quedará estupendo si luces los colores insignia.
- Combinado con estampados de puntos y un toque sexy, pudes combinarlo con el estilo pin-up.
- Los pantalones más apropiados son pesqueros, bermudas, pantalones anchos de talle alto para las chicas, shorts, y también el tipo baggy.
- Faldas y vestidos son más que bienvenidos, sin olvidar monos o jumpsuit cortos o largos.
- La forma más sencilla de obtener el estilo es la camiseta de rayas, combinada con unos vaqueros o pantalones en color liso. Ideal para el y para ella.
- Tanto si llevas casco como si no, este estilo e ideal para llevar sombreros, gorras y viseras.
- El calzado, mejor que sea sencillo: náuticos y zapatillas de loneta, sandalias de cuero tipo romanas, y si veo a alguien con espardeñas juro que le pongo un monumento. El calzado es el lugar ideal para toques de color como el rojo.
- No pienses que si llueve no puedes lucir el estilo marinero!! Piensa en un bonito impermeable amarillo limón, estilo anuncio del capitán pescanova, combinado con botas de agua azul marino. ¿Lo pillas?

Espero que os haya gustado el post de hoy. Ahora ya sabéis que el estilo navy es ideal para montar en bicicleta. Os dejo un tablero entero de Pinterest en el que llevo semanas recogiendo ideas y modelitos unisex. Lo iré actualizando de vez en cuando!
Saludos ciclistas!!

Sigue el tablero Navy style for bikes de looking4green en Pinterest.

viernes, 23 de mayo de 2014

Cuando los vecinos piden: carril bici en Arturo Soria

Hay momentos en los que la administración local necesita escuchar a la ciudadanía. Hay momentos en los que las personas que viven cotidianamente los espacios urbanos son las que mejor conocen las necesidades de su barrio y sus vecinos. Hay momentos en los que todo esto se hace patente, la gente sale a la calle y ocurren cosas tan bonitas como ver a familias enteras transitando pacíficamente con sus bicis para reclamar mejoras relacionadas con la movilidad y la calidad de vida. Esto no sólo pasa en Londres o en Nueva York. También puede ocurrir en tu propia ciudad. ¡¡E incluso puedes participar sumando un apoyo más!!

Los compañeros del colectivo Bicilineal nos mandan información sobre su XV Paseo Reivindicativo en Bicicleta, Por un carril-bici en la calle Arturo Soria. Están abiertos a todo el que se quiera unir.



¿No sería maravilloso que consiguieran su objetivo? Yo creo que sí. Viendo esta preciosa calle arbolada, creo que sería mucho más bonita con un espacio delimitado y seguro para las bicicletas, para todas ellas, incluso para que los más pequeños pudieran ir al colegio en bici sin que sus papás estuvieran siempre al borde del infarto. Mucha suerte amigos con el evento, la participación, y ¡¡a ver si conseguimos este objetivo beneficioso para todos!!



Puedes leer más sobre la historia, motivaciones y reivindicación de esta iniciativa aquí. Y recuerda: hoy es este barrio, mañana puede ser el tuyo. ¡¡Difunde y participa!!
Hasta pronto ciclistas!!

miércoles, 21 de mayo de 2014

SPF: proteger tu piel en bici (II): BBcreams y CCcreams

Si la semana pasada hablábamos de lo importante que es usar un factor de protección cuando se hace una actividad al aire libre como es montar en bicicleta, hoy me gustaría hablar de algunos productos que nos facilitan bastante la vida a aquellos a los que nos gusta usar un filtro solar alto y de calidad, y además aportar un plus a nuestra piel. Las BBcreams son un producto que básicamente se desarrolló en Alemania para tratar a pacientes tras una cirugía estética, porque calmaban, maquillaban y protegían la piel del sol todo a la vez. En el sudeste asiático las grandes marcas de cosmética repensaron y mejoraron el producto y crearon un boom cosmético que después volvió a occidente. Y es que si alguien sabe de proteger la piel del sol, esas son las asiáticas, que han conservado culturalmente el ideal de piel pálida mucho más tiempo que las occidentales.

Actualmente en uso... factores 25 y 30

Ahora mismo tenemos en el mercado marcas tanto asiáticas (japonesas, coreanas, chinas) como occidentales, y todas ellas están disponibles para todos los bolsillos. Algunas BBcreams no pasan de los 10 euros, otras digamos que lo que te quieras gastar. La BBcream aúna un filtro solar, que normalmente no baja del factor 20 en las asiáticas, pero puede ser de un simple 10 en las occidentales, con un maquillaje muy suave, de cobertura modulable según el producto y las capas que apliquemos, y un tratamiento facial. Además, las hay para todas las necesidades: matificantes, blanqueantes, antiarrugas, control de poros dilatados... y con todos los acabados posibles: mate, jugoso, brillante... Yo desde que las he descubierto he pasado de usar maquillaje con factor de protección, que siempre se me quedaba muy corto de filtro solar (aunque hay muy buenas opciones en el mercado, es difícil o caro encontrar algo más allá del factor 15), a usar hidratante primero y BBcream después.

Y pronto llegaron las CCcreams, que son como una vuelta más de tuerca. La diferencia es un poco abstracta, se supone que incluyen más tratamiento y que pueden usarse sin una crema hidratante debajo. El efecto maquillaje es mucho más suave y pueden usarse solas para un acabado muy natural, o combinarlas con una BBcream, maquillaje en polvo, o en crema. Ahora mismo rara es la marca de cosmética que no tenga a la venta uno de estos dos productos, tanto marcas de maquillaje como de tratamiento, de perfumería o de farmacia. Pero ojo! No todas tienen la calidad, los ingredientes activos y la multifuncionalidad de las coreanas, y algunas simplemente son cremitas con color y un factor de protección muy bajo. Yo por el momento, solo he probado varias marcas coreanas (satisfacción absoluta) y dos productos de la marca italiana Kiko (aceptables).

En mi experiencia como ciclista urbana diaria, y usuaria de maquillaje desde hace muchos años, puedo confirmar que son una opción estupenda, multifuncional y económica para aquellos (si, también las hay dedicadas al público masculino) que quieran proteger la piel del sol, ocultar algún defectillo (como cuperosis, arañas vasculares, cloasma, vitíligo, manchas solares, marcas de acné...) y tratarla y embellecerla a la vez. Estos productos pueden presentar un solo tono, que se adapta perfectamente una vez aplicado, o varios, para cubrir pieles de diferentes subtonos, especialmente (rosado o beige). Además, las marcas coreanas cada vez buscan satisfacer más las necesidades de las pieles no asiáticas (tonos más oscuros, por ejemplo). La verdad es que son muy naturales y parece que no vas maquillada. Además, he de decir que se comportan muy bien los dias de lluvia: no llegas a trabajar con churretes en la cara ni mucho menos.

Y dónde se compran? Pues en vuestra perfumería o tienda online habitual las marcas occidentales, como Bourjois, Nivea, Clinique, Armani, etc., y las asiáticas, pues básicamente en la tienda física u online de Skin79, o ya online en webs multimarca especializadas. Mucha gente las compra en Ebay, a vendedores de confianza como Bellogirl, yo no he llegado a tanto. Buenas y confiables páginas web donde adquirirlas son: Sasa, KoreanQueens, KollectionK y MyBBcream. Algunas de las marcas asiáticas más conocidas son Etude House, Misha, TonyMoly... pero hay cincuenta mil, sinceramente.

Espero que este post os haya resultado de utilidad. Si investigais un poco en la red, hay muchísimas blogueras hablando de sus BBcreams favoritas, mostrando swatches o pruebas de color en el brazo, etc. El tema está de plena actualidad, así que os será fácil dar con vuestra crema ideal. No quisiera dar mucho la brasa con las que yo uso, pero si hay curiosidad preguntadme y os cuento.
Hasta pronto ciclistas!

domingo, 18 de mayo de 2014

La bici en León: te presta la bici!

El anterior fin de semana he estado en León con la familia, y me ha sorprendido el cambio que ha pegado en cuanto a movilidad sostenible. Había bicicletas por todas partes, y no sólo locales, también turistas y lo más bonito, peregrinas con alforjas... He visto mayoría de ciclistas hombres, tanto jóvenes como mayores, alguna chica guapa local y turista, y ningún niño, eso es verdad. Pero también es verdad que no había colegio y eran días de festividad religiosa, quién sabe lo que habría visto un día de diario... Estaréis pensando si yo en particular monté en bici por León: la respuesta es no, porque iba en familia y mi marido no es nada ciclista (por ahora...), y mi peque es muy peque. Pero observé, pregunté y me interesé mucho por el tema, eso sí!

Unas leonesinas esperando a ser usadas :-)

León tiene ahora un sistema de bicleta pública que se llama "León te presta la bici". Pensaréis que es un lema muy soso, pero si sabes que en León "prestar" significa "gustar"... ¿verdad que es gracioso y original?. Me encantó. Las bicicletas públicas leonesas son de un rosa fucsia genial, son preciosas, con su cestita delantera, no pasan desapercibidas y creo que a nivel visibilidad son estupendas. Mi familia me ha contado que se usan bastante, pero que la gente las ha machacado un poco. Pienso que es una pena, pero entra dentro de lo normal y esperable, y esas cosas se tienen en cuenta por los gestores de este tipo de servicios. Otra cosa más en la que educar al ciudadano...

Señalizando todos los accesos al centro!

Todo el centro de la ciudad es Zona 10, y las bicicletas circulan sin problemas por las calles peatonales y semipeatonales. Los coches apenas entran en el centro, lo que ha embellecido mucho el núcleo de esta ciudad, más si cabe. Fuera de la Zona 10, salen calles de Zona 30, con el logotipo de la ciudad con patitas. Por esas calles de fuera del centro también he visto muchas bicis circulando, y también cerca del río, por las rotondas, la estación de tren... Y por carretera, hacia los pueblos cercanos, hay muchos ciclistas que no sólo entrenan: se desplazan.


Impecables oyes


Además hay aparcabicis públicos por todas partes, literalmente. Estas dos bicis amanecían así el domingo de Ramos, junto a un parque en zona de copas. En algunas ciudades esto sería una temeridad: en León están impecables, no les ha pasado nada haciendo noche. Un gustazo. También se notaba que la gente para hacer recados y compras muchas veces apoya la bici en la pared o bloquea la rueda con un candado tipo U y a correr. Total, para cinco minutos... Yo pensaba que debía estar en otro país o algo... ¡Algo así como cuando en el pueblo no cierras la puerta con llave!

Aparcabicis en la Calle Ancha, pleno centro de la ciudad
Aparcabicis molón y verde un poco más alejado del centro

En resumen, se  nota que la ciudad ha avanzado muchísimo en cuestiones de movilidad y en uso de la bicicleta, tanto pública como privada. Esta es la página oficial de León te presta la bici, por si os vais a pasar por allí. Y buscando en internet, veo que hay movimiento privado...  por supuesto un Club Ciclista, un facebook de bicicrítica León y una Asociación, León en bici. Parece que aunque queda mucho por hacer, los residentes, turistas y peregrinos han acogido estas novedades con los brazos abiertos, sin duda! ¡Bravo por León!

Si queréis compartir vuestra experiencia montando en bici por León, haced vuestros comentarios. Y si quereís contar en el blog algo de vuestra ciudad ciclista, me decís. ¡Hasta la semana que viene ciclistas!


jueves, 15 de mayo de 2014

SPF: Solares faciales para ir protegido en bici (I)

SPF son las siglas inglesas de Factor de Proteccion Solar (FPS), eso que nos echamos algunos, que no todos, cuando vamos a la playa o la montaña. El efecto moreno cangrejo es además de peligroso, antiestético. Pero casualmente, así como existen el "moreno camionero" y aún el "moreno albañil", existe el "moreno ciclista". Cuando se inventó la bicicleta y la gente comenzó a realizar más actividades al aire libre, el exponer la piel al sol chocaba frontalmente con el ideal de belleza femenino, la piel pálida y sin curtir de una mujer de clase alta que no pegaba palo al agua. No sería hasta los años veinte del siglo XX, cuando Coco Chanel puso de moda a la mujer libre y sin complejos de piel bronceada en verano, cuando esto comienza a superarse un poco. ¿Os imagináis lo transgresor que era para una mujer de 1880 montar en bici, con pantalones, ella sola, disfrutando, y arriesgando su blanco cutis? Hoy no nos importa estar morenas, de hecho, nos encanta. La gente se vuelve loca por los rayos uva, va la playa sin proteccion y se pone aceites y mejunjes raros. Pero hoy sabemos que ocurren cosas como el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel, y la protección natural de la atmósfera no es lo que era. Por ello quiero recomendar muy firmemente que todos los ciclistas, del tipo que seamos, usemos protección solar, a ser posible facial todo el año, y corporal cuando empecemos a quitarnos ropa (por el calor y eso).

Pero antes hablemos de los fototipos cutáneos, que son los que determinan el factor de protección a utilizar.

Imagen vía http://www.bellezaactiva.com

Como veréis hoy existen todos los fototipos en cualquier lugar del mundo. Yo por ejemplo tengo un fototipo III, típicamente mediterráneo, de piel blanca (de subtono amarillo) en invierno, que se broncea muy fácilmente, pelo castaño oscuro y ojos verde oscuro. Es una piel peligrosa porque casi nunca me quemo y si lo hago, en un pis pas lo rojizo se vuelve morenito. A lo largo de los años he desarrollado cierta intolerancia al sol, así que ahora tengo mucho cuidado. En la cara, por otra parte, tengo alguna manchita solar, que otro llamaría peca, pero que a mi me horrorizan. Llevo más de diez años usando proteccion en la cara, en la crema de tratamiento o en la base de maquillaje. Cada persona debe ser consciente de qué factor de protección necesita: el fototipo I factor 50 +, el III entre 15 y 40, depende de la duración de la exposición... Además hay que tener en cuenta circunstancias especiales que sensibilizan mucho la piel al sol, lo que exige un factor más alto para evitar manchas que después son muy difíciles de eliminar: la toma de anticonceptivos orales, el embarazo, tratamientos cutáneos con retinol o roacután, depilación, consumo habitual de especias como la cúrcuma... y por supuesto, afecciones como el acné severo o el vitíligo que exigen mucha protección. ¡¡Pero que nada te impida montar en bici!!! Para todo hay solución, ya verás. Una buena idea es estar pendientes de la cantidad de radiación que emite el sol a lo largo del año. En España podemos consultarlo en la web de la Agencia Estatal de Meteorología. Estar en invierno no significa que haya poca radiación.


Para proteger la piel del sol, en concreto la piel de la cara, hay varias opciones y todas buenas:

- crema facial con filtro
- CC cream, tratamiento, filtro y color, todo en uno
- crema facial por un lado, filtro por otro, maquillaje opcional
- crema facial sin filtro, y por encima una BB cream, con tratamiento, filtro y color

Desde que conozco la cosmética coreana he aprendido que es preferible una crema sin SPF, destinada a penetrar bien en la piel, y por otro lado el filtro, sólo o combinado con color o maquillaje. Pero vaya, cada cual puede hacer su elección en función de costumbres, comodidad, tipo de piel y preferencias estéticas. En la foto os pongo un filtro factor 30 de Kiko, unisex claro, que incluye en su tapón una barra para labios y contorno de ojos. Me parece un producto muy bien pensado, orientado además a épocas frías, montaña, nieve... para pieles medias está fenomenal y lo veo recomendable para cicloturismo y ciclismo urbano invernal. Lo compré rebajado por ser producto de invierno, ¡espero que lo vuelvan a sacar! A la derecha, un filtro factor 50 de la marca coreana Skin79, que es estupendo, nada graso, y se aplica sobre tu crema de tratamiento. Lo veo muy indicado para usar después un maquillaje mineral, en polvo, que no suele tener protección. Ahora en la web de la marca tienen otro diferente, quizá más orientado al verano. Como veis está fenomenal de precio. Afortunadamente ahora mismo tanto en farmacias como en marcas de perfumería, ya sean de gran consumo o selectivas, hay gran cantidad de este tipo de filtros, y a precios bastante asequibles. Por ejemplo, Isdin, Be+ o Heliocare en farmacias y Clarins o Garnier en perfumería. Eso si, los dos que os enseño eran muy muy asequibles.


En esta otra imagen os pongo dos productos importantes porque protegen específicamente zonas muy sensibles de la cara: labios y contorno de ojos. A la izquierda, un contorno antiarrugas, antibolsas y antiojeras en formato stick, con factor 30. Es de Etude House, marca coreana, y cuesta alrededor de 12 euros. Lo compré en KoreanQueens. Os puedo asegurar que es un gran producto, y que por farmacias y perfumerías de todo tipo si pido un contorno con protección o me miran raro o me sacan productos de entre 80 y 150 euros. Si alguien conoce algún contorno de este tipo a precio razonable, por favor que comparta sus conocimientos. El contorno de los ojos es una de las primeras zonas en mostrar envejecimiento cutáneo y el sol es un gran catalizador. Ojo además los usuarios de gafas, porque las lentes transparentes pueden hacer efecto lupa y regalarte una buena quemadura. El segundo producto es un protector labial del que ya hablé en este otro post.

Termino este post con unos conceptos importantes:

- usa a diario protección si eres un ciclista urbano o realizas actividad al aire libre.
- imagina tu cara vista desde arriba y entenderás cuáles son las zonas más expuestas, las cornisas formadas por pómulos, nariz, labio superior y orejas.
- zonas que suelen quemarse y en las que nadie piensa: orejas, contorno de ojos, labios, raya del pelo, cuero cabelludo en general.
- es una buena idea pedalear con la cabeza cubierta y con visera, lleves casco o no, hay opciones en ambos sentidos.
- las gafas de sol son grandes aliadas, evitan arrugas de expresión, relajan la vista y protegen de la radiación.

En el próximo post trataré las CC creams y BB creams, que a la protección solar añaden otros muchos beneficios. Espero que la información os haya resultado de utilidad!
Hasta pronto!

miércoles, 7 de mayo de 2014

Resultados de la encuesta

Hola ciclistas! Como sabréis algunos, hace unas semanas lancé una miniencuesta para ver qué tal iba el blog tras unos meses de andadura, sondear vuestros intereses y opiniones, y escuchar sugerencias. 19 personas respondieron a la encuesta, muchas gracias! Yo rellené una de prueba, con las respuestas que esperaba serían más habituales, y que después lo fueron. Os lo cuento para que sepáis que ahí hay cierta distorsión. También he decidido ponerle al blog un formulario de contacto por si alguien quiere comentarme algo off the record, pedir u ofrecer ideas y colaboraciones.

Estoy contenta con los resultados, porque os habéis mostrado entusiastas y comprensivos. Ya dije al iniciar el blog que a nivel técnico y sobre todo de diseño mis capacidades eran limitadas, esta ha sido un área en la que me habéis pedido que mejore. Pretendo ir aprendiendo poco a poco, y aceptaré sugerencias y enseñanzas. También me esforzaré por meter más y mejores imágenes en los post, la verdad es que le tengo respetito a la propiedad intelectual y voy con pies de plomo.

Ahora también, por nuevos temas profesionales (oposiciones de promoción interna) me veo limitada de tiempo, que no de ideas, ojo! Mis perspectivas son reducir las publicaciones a una semanal cuando así lo necesite, y recurrir a más colaboraciones, dentro de la línea y la filosofía del blog. Esto lo veo importante porque me gusta trabajar en equipo, y sobre todo, que el blog se vea enriquecido con otras voces y saberes. En este sentido mi agradecimiento a los bellos y bellas en bici y a @Trisquel. Por favor, los que queráis ser bellos en bici (microentrevistados), que según la encuesta eran seis-siete personas, poneos en contacto conmigo por mensaje directo en twitter o por el formulario de contacto. Otra sugerencia de mejora es cierta falta de contenidos masculinos, porque claro hay cosas que se me escapan. Por favor, un colaborador masculino que ofreciera su punto de vista sería estupendo.

Por último, me gustaría muchísimo conocer las ciudades en las que pedaleais, estén en el país que estén, al estilo del post que. Hicimos sobre León. Yo ahora no viajo tanto como me gustaría! No os cortéis y compartid con los demás vuestras experiencias y opiniones de ciclismo urbano. Seguro que recopilamos información muy interesante!

Creo que esto es todo... os dejo con las gráficas y de nuevo os doy las gracias, por leer el blog, reiros, opinar y ser majos.

Resumen de los resultados

¿Qué contenidos valoras más en el blog?

Entrevistas15%
Belleza y soluciones cotidianas945%
Activismo ciclista525%
Otro525%

¿Qué te parecería si pasáramos a tener un sólo post semanal?

No puedo vivir sin dos posts semanales15%
Supongo que lo entendería1890%
Otro15%

¿Qué crees que le falta al blog para que te guste todavía más?

Creo que así me gusta bastante1684%
Otro316%

¿Te gustaría ser uno de los entrevistados?

No, me daría muchísima vergüenza842%
Pues claro, me pongo en contacto contigo por twitter632%
Otro526%


Hasta pronto ciclistas!