jueves, 24 de septiembre de 2015

Ciclistas de acera, tipos y soluciones

Hola ciclistas! Hoy quiero hablar de un tema bastante delicado: los ciclistas de acera, o como algunos los llaman, "cicleatones". Para empezar, hay que decir que no en todos los países o ciudades está prohibido ir en bici por la acera, ya sabemos que por ejemplo en Japón (que son tan educados que puedes dejarte la cartera en un banco del parque, si vuelves cinco horas después, la encontrarás ahí, con todo su contenido) peatones y ciclistas comparten la acera sin problemas. Pero seamos sinceros, esto en España no pasa y de hecho las bicicletas que circulan por la acera (cuando no hay una acera-bici señalada, se entiende) se están convirtiendo en un problema no sólo de convivencia y de potenciales accidentes, sino de mala prensa generalizada hacia la bicicleta. Y no estamos hablando de aceras bici, no, sino de la acera con todas sus letras.


Está pasando. Imagen vía 20minutos.es


Lo primero de todo, las cartas sobre la mesa: yo he sido una ciclista de acera. No soy la única en reconocerlo: lean este post del veterano @deteibols y lo comprobarán. Si, hace cinco años me compré una trek y me lancé a ir en bici a currar. Mi recorrido era parque-acera-calle peatonal-parque. En menos de 10 viajes al trabajo (hacía uno a la semana con gran esfuerzo, mi fondo físico era casi inexistente) me di cuenta de que eso no me gustaba nada de nada. Me sentía molesta y fuera de lugar. Empecé a leer sobre las calles tranquilas para ir en bici de En bici por Madrid, y me recomendaron rutas alternativas que funcionaban, pero me costaban la vida, por las cuestas. Luego me quedé embarazada y todo terminó. Y cuando volví a coger una bici para ir a currar, ya había carril bici segregado y carril 30 en mi ruta de siempre, y ayudada por mi bici eléctrica, ir en bici al trabajo por la calzada se convirtió en una realidad cotidiana.

Pero ahora mismo muchísimos ciclistas siguen yendo por la acera. Como si los peatones no tuvieran (tuviéramos) suficiente con los patinadores, los monopatines, las scooter o patinetes, los perrazos sueltos y sus regalitos no recogidos, los extractores de humos de los bares (aggh), las gotas de los aparatos de aire acondicionados, la gente que va fumando tabaco y otras drogas sin importarle ahumar a tus hijos, las motos que inundan las aceras, los motoristas circulando por la acera para aparcar o ahorrarse un tramito, las terrazas que invaden el espacio de todos a cambio de un módico precio... ¿me dejo algo?

¿Qué impulsa a un ciclista a ir por la acera, con toda la información, infraestructura, y usuarios de los que tomar ejemplo que hay ahora mismo?

- El pertrechado miedoso. Lleva casco, chaleco fosforito y reflectante, luces rojas intermitentes, y bandas reflectantes en los bajos del pantalón. Pese a todo ello y a ser una persona con buen estado físico y ni muy joven ni muy mayor, va por la acera, pero con carita de circunstancias: se dan cuenta de que algo no marcha. Mi teoría es que son nuevos, necesitan cariño, comprensión y camaradería. Si eres uno de ellos, contacta con otros ciclistas, via online o vía por la calle, y pide consejo. Seguro que eligiendo calles tranquilas que sustituyan la ruta actual te animas por la calzada. Empieza ya mismo a pensar como un ciclista a la hora de trazar tus rutas, no como un coche o un peatón. Si ves a uno y tienes uno de esos días flowerpower que nos dan a los ciclistas, salúdale amablemente y pregúntale si quiere que le acompañes por la calzada.

- El insolidario escandaloso. Está cachas, es bastante joven, lleva una superbici y ropa claramente deportiva, botellita de agua. También está el modelo mujer joven bien vestida, muy mona en su bici ella y con actitud "soy guays y tú te tienes que apartar para que yo pase, no al revés, y controla a tu hijito o le atropello". Lo gracioso es que estos dos ponen ojos en blanco y carita de fastidio si estás en "su camino". Estos ejemplares merecen una buena colleja de madre, y no necesariamente de la suya propia. Si te encuentras uno, dile la verdad con respeto. Si eres uno de ellos, que sepas que ir por la acera no es nada cool para tu reputación, y ponle remedio ya mismo.

- El de la plegable mini. Este ciclista lleva una plegable muy pequeñita, incluso eléctrica, y piensa que como no ocupa nada en la acera, no molesta. No le importa coger grandes velocidades y hacer zig-zags peligrosísimos colándose por cualquier hueco, porque cree que puede. Para ellos ir en bici no existe, van "con una bici", como quien lleva un paraguas o un patinete. Me remito a las observaciones anteriores.

- Niños en bici y sus azorados padres. Yo formo parte de este colectivo. Controlar a tu pequeñín en su bici en miniatura por la acera no tiene precio. Intenta educarle en el respeto al peatón. Puedes leer más sobre este tema aquí. Por cierto: si se afeita ya no es un niño, un poquito de coherencia por parte de los padres. Sin olvidar un poquito de sensibilidad por parte de las autoridades competentes. ¿Están las ciudades preparadas para jovencitos circulando en bici entre los coches? ¿Se puede hacer más para hacer las calles más seguras para ellos? Ahí lo dejo.

- Padres llevando bebés y niños pequeños en su bici. Yo otra vez. Antes iba por la acera porque por la calzada no tuve buenas experiencias (los padres en coche alrededor de los coles y guardes se vuelven locos asesinos al volante). He empujado la bici con mi hijo montado encima, también. Ahora reconozco que hago una ruta alternativa parte de la cual consiste en ir en bici por un boulevar. Eso es una acera. Pido perdón encarecidamente. Padres en bici por la acera, sed precavidos y respetuosos con los peatones. Importante en detalle de cruzar los semáforos a patita y desmontar en caso necesario. Peatones, sed comprensivos porque casi todos lo hacemos por pura necesidad.

Así que si estás entre los tres primeros grupos, creo que ya eres mayorcito para andarte con estas. Baja a la calzada y se un buen ciudadano. Busca ayuda si la necesitas. Busca calles tranquilas. Prueba una bici eléctrica si crees que te ayudaría. Y por favor, no uses las BiciMad por la acera: no controlas, y puedes dañar a alguien. No valen excusas como "voy a la puerta de mi casa" o "es que la calle es en dirección contraria": desmonta y camina. Si estás entre los dos segundos grupos, sentido común y responsabilidad, e intenta molestar lo menos posible hasta que creas que puedes hacerlo mejor o por otra ruta.

Recordemos que caminar es la forma más sostenible de moverse, y que las ciudades necesitan no sólo ser más bicibles, sino también más caminables. Acera peatonal! Está en nuestra mano!
Hasta la semana que viene!

3 comentarios:

  1. Me encanta! Incluso aquí se ven esos del casco por la acera, Marido y yo siempre decimos que seguro que piensan "como llevo casco proporciono seguridad y no pasa nada si voy por la acera".
    El de la plegable es el mejor de todos, ese va pensando "mi bici es tan pequeña que ni se ve, nadie se va a dar cuenta".

    Tienes que hacer un post sobre tipos de ciclistas urbanos en general, si lo cuentas con el mismo humor que éste valdrá mucho la pena leerlo!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Me he leído el artículo y en general no me gusta. Explico que soy usuario de la bicicleta tanto en ciudad como fuera de ella para decir que comprendo el peligro que supone ir al lado de los coches. Con esta compresión trato a la gente que va por la acera con la bicicleta. Ahora bien, molestar molestan mucho... y no comparto los estereotipos de personas que van por la acera montados en bicicleta... el típico... Además... acabas diciendo que vas por la acera con la bicicleta.. WTF?? Entonces... ?? Comprendo tú miedo y precaución de viajar con un niño por la calzada junto con los coches... pero sabes.. que no es legal: Molestarás... pondrás en peligro a otras personas.. animales.. o niños... y habrá otro blog que hable de la típica madre que va en bicicleta con una sillita y su hij@.
    Explico también que yo empecé con miedo en esto de rodar en bicicleta junto con los coches. La conclusión a la que he llegado es que para convivir con algo hay que acercarse a ese algo. No hay más remedio que ponerme en la calzada junto con los coches.. con 'cabeza', con respeto...
    Te animo a perder todavía más el miedo y probar a meterte en la calzada con tu hijo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel, muchas gracias por comentar en el blog!
      Por supuesto no tiene que gustar a todo el mundo y te agradezco tus críticas. Yo también creo que los ciclistas de acera molestan, y mucho, y de eso va este post. Yo iba por la calzada con mi hijo de camino a la guarde, repito, y tuve muy malas experiencias. Experiencias en las que hubo mucho peligro y en las que mi hijo acabó llorando a gritos mientras una conductora me insultaba, en las que casi nos atropellan (haciendo todo bien por mi parte al circular) varias veces, etc. Al empezar a ir al colegio (en otro sitio totalmente diferente), le llevaba por la acera, ojo al dato, empujando la bici con el subido y yo caminando. Sinceramente, es una zona con varios coles concertados (no en el caso del nuestro) en el que los padres que van en coche se convierten en auténticos psicópatas al volante. Y paso de jugar con la vida de mi hijo, de la que soy responsable. Ahora hago una nueva ruta: parque, carril bici, y cometo la infracción después, subiendo por un boulevar. Un boulevar por el que las motos campan a sus anchas, por cierto, con el motor encendido, para aparcar, cambiar de dirección, etc. Un boulevar petado de terracitas de locales, que ocupan la mitad del espacio del mismo. Yo asumo que lo hago mal, y lo reconozco aquí públicamente, pero es la opción que tengo. Voy a paso de tortuga, cruzo los semáforos desmontando y caminando, y cedo siempre el paso a los peatones en esta parte de mi recorrido. Cuento esto también para que las autoridades competentes tomen conciencia de que todos los colegios tienen necesidades de una movilidad más amigable, sean STARS o no, con rutas más protegidas y quizá horarios de tráfico pacificado. Las familias sostenibles necesitamos soluciones, no espíritu kamikaze, que es optativo.
      El blog que habla de la típica madre con su sillita y su hijo es precisamente este, en el que hago autocrítica total, por si no ha quedado claro. Y también quiero señalar otra cosa: en cuanto dejo a mi hijo, una servidora va por la calzada como tú y como defiendo que se debe hacer, y así voy y vuelvo del trabajo. Y hago notar que muchos padres muy cachas de mi colegio siguen por la acera a toda pastilla con su bici cuando se van del cole, y esto es así. Yo no me siento una hipócrita ni mucho menos.
      Muchas gracias por tus ánimos. Tú vas con tu bebé/hijo por la calzada? Si es así me gustaría que nos contases por qué tipo de vías y qué facilidades/dificultades encuentras, para enriquecer el post. Esto va sin ironía ni nada, me interesa de verdad :-))
      De nuevo muchas gracias y un abrazo!!

      Eliminar