jueves, 3 de marzo de 2016

Ciclismo urbano: pros y contras de usar el casco

Hola amigos! Hoy me gustaría poner sobre la mesa el uso del casco ciclista en ciudad, porque sabemos que en carretera es obligatorio (y muy recomendable). Entre los ciclistas urbanos hay una gran división de opiniones sobre si se debe o no usar casco en vías urbanas. También hay una oposición bastante fuerte a que sea obligatorio por normativa. A mi me recuerda todo esto a cuando hace 30 años los motoristas no querían llevar casco, pero entiendo que las velocidades alcanzadas por cada tipo de vehículo no son asimilables, que en general es totalmente comprensible que la gente prefiere tener la libertad de decidir. Yo no quiero decir que sea mejor una cosa ni otra, ya que cada caso personal es un mundo. Sólo diré que yo siempre uso casco, incluso para salir a dar una vuelta por el parque y por supuesto cuando circulo por las calles de mi ciudad. Y le pongo casco a mi hijo, que a sus cuatro añitos ya va por el tercero :-)

Directo a la wishlist XD Vía el blog Ohmybike


Soy plenamente consciente de que el casco no me va a proteger de casi nada si un coche me arrolla o si tengo un accidente mínimamente grave. El casco protege la cabeza y su contenido hasta un cierto punto, pero no la médula espinal ni los órganos internos contenidos en el tórax y el abdomen de ser aplastados, ni protege mis venas y arterias de sufrir una sección fatal, o mis huesos largos de romperse. Creo que parte de la clave de ir en bicicleta por la ciudad de forma responsable está en ser consciente de la fragilidad del cuerpo humano y de la velocidad a la que circulan tanto nuestra bicicleta como el resto de vehículos, que por cierto pesan cientos de kilogramos y alcanzan velocidades muy respetables en poblado, pese a la prohibición de superar los 50 km/hora... En el caso de los ciclistas no hay ninguna estructura protegiendo nuestro cuerpo de salir despedido varios metros, o de ser aplastado. Incluso nuestra bici puede herirnos en un impacto. Creo firmemente que una conducción responsable y respetuosa de las normas, aumentar nuestra visibilidad y elegir de forma consciente nuestras rutas por ciudad hacen mucho más por nuestra seguridad que un casco. Y aún así lo sigo llevando cada día que cojo la bicicleta. 

En fin, aparte de esta reflexión no apta para hipocondríacos, y dejando de lado el debate sobre la obligatoriedad normativa, está claro que el casco tiene pros y contras muy obvios, que pueden inclinar la balanza hacia usarlo o pasar de el. Para que no se diga que soy demasiado partidista, he dejado los contras para el final XD. No, en serio, opino que hay una solución fácil para casi todos los "contras" :-)

PROS

- Te protege (un poco)
- Es un buen ejemplo para los niños, que aún no entienden todas las implicaciones de usarlo o no.
- En caso de colisión y accidente, tu seguro y el seguro del otro vehículo/peatón buscarán cualquier resquicio para culparte a tí, el temerario ciclista. Lo hemos visto en un montón de casos. Llevar todo lo exigido por la normativa (luces, catadióptricos) y más (casco, reflectantes, incluso chaleco) pueden ayudarte a ganar la batalla de las apariencias.
- Protege a tus hijos y familiares menores de edad de traumatismos leves y medios. A nadie le gusta ir corriendo a urgencias con un crío sangrando profusamente por una brecha (sin importancia) en la cabeza. Lo digo por experiencia. Además son hereditarios.
- Tener que cargar con el casco cuando aparcas la bici no es tan malo. Puede incluso dar lugar a alguna conversación interesante. Te define como ciclista ante los no ciclistas, más allá de unos zapatos o un reloj caro. Además, sabías que hay cascos plegables, ¿no?
- Te protege de los elementos: viento, radiación solar, frío, lluvia y nieve. Incluso del sol, el viento, el polen y los bichos en los ojos si eliges el casco adecuado. Los hay con visera, gafas incorporadas, orejeras, tejido impermeable... qué más quieres?
- El casco puede formar parte de tu estilo. Los hay realmente bonitos y puedes usarlos como un complemento más. Si amas los sombreros, te acaban gustando los cascos...
- El casco es el soporte ideal para otros accesorios: retrovisores especiales, luces intermitentes, reflectantes, o tu vídeocámara para grabar la gran ciudad. Se te ocurre un sitio mejor donde poner todo esto de forma realmente útil?

CONTRAS

- Es el enemigo del cabello recién lavado, o de cualquier tipo de peinado exigente. Te deja el cabello hecho un desastre, aplasta rizos, deja marcas raras...
- Te deja marcas en la frente, te puede arruinar el maquillaje o producir acné.
- Los cascos más accesibles son demasiado deportivos, mientras que los cascos más urbanos, con un estilo más neutro, suelen ser carísimos.
- Es un fastidio cargar con el casco a todas partes, como si no lleváramos suficientes cosas entre bolso, portátil, carpetas, bolsa de la comida... no necesito otro bulto más.
- Es un gasto absurdo comprar casco a los niños, se les queda pequeño continuamente y lo dejan nuevo.
- En general, llevar casco es un agobio, te hace sudar más en la cabeza y cuero cabelludo y le resta al montar en bici parte de esa sensación de libertad que tanto te gusta.

Se os ocurren más pros y contras? Cuáles son vuestros principales motivos para usar o no usar el casco en ciudad?

Espero que os haga gustado la entrada de hoy. Saludos!!



8 comentarios:

  1. "porque sabemos que en carretera es obligatorio (y muy recomendable)."

    Bueno ...

    Esto es MÁS que discutible.

    Muchos de los pros que pones (te protege sólo un poco, es un mal ejemplo para los niños porque los engaña, entramos en el juego de las aseguradoras ...) no son más que contras encubiertos.

    Comparar el caso en moto (cosa que también es discutible, y que además es integral) con algo que es poco más que una chichonera en bici me parece bastante atrevido.

    Si hay razón para usar casco por traumatismos craneoencefálicos habría que mirar a conductores motorizados y peatones antes. Pero claro ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Frames. Lo que está claro es que cada cual tiene una opinión bien formada, y conforme a ella, hace su elección personal. Como ves no pretendo convencer a nadie de nada...
      Tampoco me quedan claras tu opinión y opción personales...
      gracias y un saludo!

      Eliminar
    2. Ya que preguntas ... ;)

      Mi opinión es que el casco no debería ser obligatorio. Nunca.

      Y mi opción personal:

      - En ciudad no lo llevo nunca.
      - Fuera de ciudad "en el campo" puede que me lo ponga por las más posibles caídas (aunque al final no suelo hacerlo).
      - Fuera de ciudad en vía interurbana me lo pondría sólo para evitar la multa y problemas legales (aunque no salgo por vía interurbana).

      PD: Gracias a tí por el blog.

      Eliminar
    3. Pues muchas gracias por compartir tu punto de vista! La realidad es que entre los propios ciclistas hay mucha diversidad de opiniones, y eso da que pensar también: estamos en un momento de transición a un nuevo modelo de movilidad y eso es muy interesante.
      Yo también creo que no debería ser obligatorio en ciudad. En carretera no lo tengo tan claro, no tengo opinión formada.
      Saludos!!

      Eliminar
  2. Uno de los contras es que trasmite la idea de que ir en bici es peligroso. Aquí también entramos en un terreno muy subjetivo:el de la percepción del riesgo. En mi caso, como cada vez uso menos el coche y más la bici, conducir me parece cada vez más peligroso y pedalear cada vez menos. En sitios donde la bici es algo habitual casi nadie lleva casco y donde no lo es pues casi todos, por lo que temo que además de lo individual depende mucho del contexto: pacificación del tráfico, infraestructuras, aspectos culturales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel gracias por tu comentario. Tienes mucha razón, allí donde la bici ya ha encontrado su hueco, casi nadie lleva casco. Y en muchos sitios donde lo han implantado de forma obligatoria, como en Australia o Nueva Zelanda no recuerdo bien, se registró un retroceso considerable en su uso.
      otra cosa es la decisión de cada uno, porque el casco como tal existe y se puede usar si se quiere.
      Saludos!!

      Eliminar
  3. Anónimo Anónimez7 de marzo de 2016, 0:59

    Creo que el problema no es el casco, sino que se ha vendido (quizá interesadamente) como algo que no es. El casco vale para lo que vale (por ejemplo en homologación EN 1078:1997) y protegerte contra un golpe contra el suelo en ciertos casos (http://www.cyclehelmets.org/1081.html). Todo lo demás es mentira. Yo lo suelo llevar siempre por costumbre y por que algo hará... pero soy perfectamente consciente de que no es la armadura infalible que socialmente se vende. El problema es que no todo el mundo lo es y esta ignorancia se usa para fines abyectos.
    Estoy acostumbrado al casco desde que era pequeño -la primera vez que subí a una bici lo llevaba- y -quizá por eso- no me molesta pasearlo (aunque sea un poco deportivo, mientras no sea muy horroroso.). Sólo me molesta en verano con el calor. Me siento raro sin él, no sé por que ¿costumbre? pero me parece mal que sea obligatorio, muy mal, por que fomenta que se crea que es lo que en realidad no es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimez gracias por comentar y dar tu punto de vista! :-) Esa es mi opinión también. Puede protegerte de algo, y ya está. Yo la verdad es que me he acostumbrado a llevarlo y si no lo llevase me sentiría rara.
      Pero también te diré que yo de pequeña jamás tuve un casco de bici ni tampoco para patinar. E incluso salíamos a carretera un poco en el pueblo, para ir a nadar al río.
      Hoy nunca haría eso sin casco, ya ves tú cómo cambia la percepción...
      Saludos!

      Eliminar