jueves, 18 de junio de 2015

Bicicleta eléctrica, manual de uso responsable

Las bicicletas eléctricas van viéndose cada vez de manera más normalizada entre la ciudadanía, pero también entre los ciclistas urbanos, tanto los de "toda la vida - yo llevo montando en bici 12 años por mi ciudad" como los más noveles, que, tímidamente, comienzan a asomarse a nuestras calles. Por si eres nuevo leyendo este blog, yo soy usuaria de una (para mi) flamante bicicleta eléctrica, una Ketler gracias a la cual supero mis debilidades y me atrevo a diario entre el tráfico. Si quieres conocer mi bici para hacerte una idea de lo que hablo, pincha aquí, y si aún eres de los que piensan que usar una bicicleta eléctrica es una ignominia, te invito a leer este post, "Las bicicletas eléctricas no son de nenas".

One of us! Imagen via ecomovilidad.net :-)


Yendo al grano y una vez dejada clara mi personal postura, he de decir que en mi ciudad, Madrid, el servicio público de bicicletas BiciMAD posee una flota 100% eléctrica que está cosechando grandes éxitos a nivel abonados, usos diarios, y visibilidad social. Tanto que el servicio público de Barcelona Bicing ha añadido una división eléctrica a su flota. Todo esto es maravilloso. Pero yo, como usuaria diaria de una eléctrica, soy consciente de una serie de problemas que estas plantean, y que los usuarios noveles no parecen percibir, poniéndose en peligro tanto a ellos como al resto de los usuarios de la vía. Desde aquí y con la mejor intención de mejorar nuestra convivencia, unos consejos:

- Asegúrate, cuando arranques, que llevas el nivel mínimo de asistencia, especialmente si inicias marcha cuesta arriba. Si no tienes cuidado puedes acabar en el suelo por un arranque demasiado energético.

- Puedes llevar una velocidad muy alta, pero de hecho, esto no es recomendable. No podrás frenar igual de rápido que los coches. Si un coche te ve ir muy rápido, aprovechará para pegarse a tu trasero sin respetar la distancia de seguridad. Ante cualquier disminución de tu ritmo o frenada no indicada por tu parte, la tragedia está servida.

- Recuerda que tu bicicleta va muy rápido, pero no tiene intermitentes ni luz de frenada. ¿Eres capaz de ir muy rápido y hacer todas estas señalizaciones con los brazos y a la vez mirando y asegurándote de que te han visto? Si dudas en tu respuesta, es un NO. Así que recuerda: la bici ya es guay, no necesitas demostrar nada yendo rapidísimo.

- Intenta ahorrar batería si la bicicleta es tuya. Es tu responsabilidad hacer un uso adecuado de la energía. En cuesta abajo no necesitas llevar la asistencia encendida, y en plano por una zona tranquila, tampoco. Recuerda que tienes una bicicleta, no una moto eléctrica. Eso sí, si estás agotado o tienes una reunión que requiere sudor cero, usa la batería, por supuesto. Intenta usar el nivel más bajo de asistencia el 90% de tu recorrido, o el porcentaje que te  marques según su dificultad. Procura arrancar al nivel mínimo de asistencia y en una marcha bajita para gastar menos. Lleva tus neumáticos bien inflados, gastarás menos batería y te cansarás menos.

- Edito para añadir: el pavimento es importante porque una bici eléctrica es más delicada. Evita los adoquines y recuerda que las bicis con el motor en el pedalier tienen este más bajo, lo que te afecta al subir y bajar bordillos de cierta altura. Cuida tu bici!

Y ahora unos consejitos especiales para usuarios de bicicletas eléctricas de alquiler, especialmente de sistemas públicos:

- Si ya vas electrificado, ¿Porqué sigues teniendo miedo y yendo por la acera? ¿No ves que eres un peligro doble para los peatones? Cualquier bicicleta por la acera es mala, pero una eléctrica que casi no sabes usar, por la acera, es alarmante. Por favor, apaga la asistencia al pedaleo (seguirás teniendo una bici, no se va a volatilizar), y pie a tierra hasta que bajes a la calzada.

- Ya estás en la calzada, y con la asistencia al pedaleo, te sientes el amo de la carretera. El nivel máximo de velocidad te hace sentir muy rápido y seguro entre los coches, pronto no tienes problemas para portarte como una moto y zigzaguear entre los coches, cambiar de carril sin indicarlo y sin un tiempo mínimo... vamos, que estás poniendo tu vida en peligro. Recuerda: la bicicleta eléctrica coge bastante velocidad, pero NO tiene los frenos de un coche o una moto. Cuanta más velocidad lleves en un momento en el que se necesite una respuesta rápida, peores pueden ser los resultados. Si tu bicicleta es pública, no sabes cómo de gastados lleva los frenos. Se muy prudente.

- Este tipo de bicicletas NO está preparado, normalmente, para llevar niños. En el caso de las BiciMAD, esto es muy evidente. Aún así he visto a algunos usuarios llevar a sus hijos de pie sobre el eje del pedalier. Algunos por la calzada (peligro para el niño que viaja sin un sistema de sujección adecuado) y otros por la acera, con la asistencia encendida (peligro para todos y mal por llevar así a un niño). Tampoco se puede llevar a otro pasajero de edad adulta.

- Estos sistemas públicos no están pensados para menores de cierta edad. He visto niños de unos 10 años hacer toda clase de burradas, tanto en parques como entre el tráfico. La tarjeta será de sus padres, pero el sistema no detecta que el que ha sacado una bici es un crío. Además, a veces con una sola tarjeta, puedes sacar varias bicis. La tragedia está servida. Si eres padre, no dejes a tus hijos menores de la edad mínima para usar el servicio usar tu tarjeta de abonado. Todos te lo agradeceremos y la seguridad de tu hijo y sus amigos, también.

Espero que os hayan gustado estos consejos. Si los crees de utilidad, difúndelos.
Un saludo y pasad buena semana ciclistas!!

2 comentarios:

  1. Anónimo Anónimez19 de junio de 2015, 1:01

    Me parece muy bien que haya de esto. Es importante que haya bicis (y otros vehículos de tracción humana) para todos los usos, gustos y capacidades, pero me gustaría preguntar algo en especial a quienes tienen niños ¿Que tal una bici de carga? ¿Que es más práctico: bici de carga o remolque? En mi caso no es para niños, pero sí para transportar cosas. Cada vez me las arreglo mejor, pero echo de menos más capacidad de carga, al menos más volumen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto amigo, yo he solucionado el tema de la carga con una cesta delantera de gran capacidad en volumen, que en peso sólo tiene hasta 5 kg. Es diferente a la de las fotos de perfil, en la que sale mi cesta anterior. En la próxima entrega de #enbicialcole, que tengo preparada desde hace tiempo, reflexiono sobre sistemas de carga de la prole, que tienen tela también. Respecto a las cargo, sólo diré una cosa: quiero una ya mismo, pero quizá tenga que ser en otra vida. Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar